vino

El vino tinto se produce triturando y fermentando uvas enteras de color oscuro. El contenido de alcohol generalmente oscila entre 12 y 15 por ciento. Dependiendo del tipo de vino tinto.

El vino tinto tiene una buena cantidad de poderosos antioxidantes, incluyendo resveratrol y proantocianidinas. Se cree que estos antioxidantes son responsables de los diversos beneficios para la salud.

Los estudios han demostrado que la ingesta moderada de vino tinto en realidad podría alejar al médico. El consumo moderado, tal como lo define la American Heart Association, es una copa para mujeres y una o dos para hombres en un día.

Leer También>> Simple bebida para quitar la anemia y restaurar el hígado con problemas

vino tinto

Estos son los 5 beneficios de salud y belleza del vino tinto

Mejora los niveles de colesterol y protege su corazón. Un vaso de vino tinto a diario puede mejorar en gran medida su nivel de  (HDL o colesterol ‘bueno’).  Así como disminuir su nivel de (colesterol LDL o ‘malo’).  Esto se debe principalmente a la presencia de los antioxidantes resveratrol y catequinas en el vino tinto que ayudan a proteger las paredes arteriales.

Baja la presión arterial alta. Beber vino tinto con moderación también puede ayudar a bajar la presión arterial alta. El rico contenido de antioxidantes en el vino tinto es bueno para reducir el estrés oxidativo vascular que contribuye a la presión arterial alta.

Además, aumenta los niveles de óxido nítrico en plasma, lo que a su vez relaja las paredes de los vasos sanguíneos y mejora el flujo sanguíneo.

Reduce el riesgo de cáncer. Los antioxidantes tienen capacidades para combatir el cáncer y el vino tinto contiene poderosos antioxidantes. La ingesta moderada de vino tinto puede ralentizar el crecimiento de las células cancerosas. Es particularmente efectivo para los cánceres de mama, colon y próstata.

Controla el azúcar en la sangre. El resveratrol compuesto natural del vino tinto también es beneficioso para las personas que tienen diabetes. Puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre estimulando la secreción de insulina. También ayuda a activar una proteína que ayuda a regular la glucosa y la sensibilidad a la insulina.

Reduce los efectos no saludables de los alimentos ricos en grasas. Se sabe que el malondialdehído, un subproducto natural de la digestión de grasas.  Esto significa que comer alimentos con alto contenido de grasa puede ponerlo en mayor riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades del corazón y mucho más.

Disfrutaste este artículo?
Regístrese hoy y reciba actualizaciones gratuitas directamente en su bandeja de entrada. Nunca vamos a compartir o vender su dirección de correo electrónico.