limpieza

s arrugas puede aparecer con el paso de los años, por exposición excesiva al sol, por una mala alimentación, por cambios hormonales o por otros factores, todos estos componentes hacen que nuestra piel pierda elasticidad y firmeza.

Gracias a los beneficios naturales que contienen estos ingredientes podemos conseguir eliminar las arrugas y recobrar la firmeza de la piel de una manera fácil, sencilla y económica.

El aceite de coco, la vitamina E, el aceite de oliva, el aceite de lavanda y la cera de abejas por sus propiedades cumplen la función de limpiar, exfoliar y tonificar la piel para hacerla lucir radiante y joven.

arrugas

También te puede interesar:  Elimina la flacidez de la piel con café y alcanfor

Ingredientes para eliminar las arrugas del rostro

1 cucharada de aceite de coco
2 capsulas de vitaminas E
1/4 taza de aceite de oliva extra virgen
1 cucharadita de cera de abejas
De 2 a 5 gotas de aceite esencial de lavanda.

Preparación de la crema para las arrugas

Tomar una olla y calentar el aceite de oliva y el aceite de coco a fuego bajito. Moviendo ocasionalmente, hasta que todo este derretido, luego agregar el líquido de las capsulas de vitamina E, la cera de abeja. Por ultimo el aceite de lavanda. En un envase, conservar la crema a temperatura ambiente. Esta crema también actúa como crema hidratante diaria, solo tienes que aplicarla sobre el rostro húmedo después del lavado en la mañana.

Beneficios de estos ingredientes para la piel y las arrugas

El Aceite de coco: Ayuda a prevenir y combatir imperfecciones en la piel. El aceite de coco ayuda a hidratar y restablecer el PH de la piel.

La vitamina E: Retarda el envejecimiento de las células de la piel. Regenera el cutis y es un potente protector solar.

El aceite de oliva: Proporcionara humedad a la piel, previene el envejecimiento prematuro y protege de daños ocasionados por el sol.

Cera de abeja: Proporciona hidratación y le proporciona a la piel elasticidad natural.

Si sientes que está muy espesa,  agregar unas cuantas gotas de agua. Frotar ligeramente tus manos y proceder a ponerla en tu rostro.

Disfrutaste este artículo?
Regístrese hoy y reciba actualizaciones gratuitas directamente en su bandeja de entrada. Nunca vamos a compartir o vender su dirección de correo electrónico.