tos

La tos ocurre cuando un virus, bacterias, polvo, polen u otras sustancias irritan las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones. ++

Los efectos secundarios como el dolor de pecho, el agotamiento y la incontinencia pueden acompañar a la tos, las quejas más molestas suelen tener que ver con la capacidad de la tos para interferir con el sueño (y su hogar) y de ser molestoso en lugares tranquilos.

¿cómo sofocar la tos sin recurrir a los medicamentos de venta libre que son posiblemente ineficaces y pueden ofrecer una gran cantidad de sus propios efectos secundarios? Con remedios naturales, por supuesto.

También te puede interesar: Congestión nasal o nariz tapada combátela con remedios caseros

Remedios naturales para la tos

Jarabe de miel: Hay pruebas científicas de que la miel puede ser eficaz en el tratamiento de la tos y las gargantas doloridas. Puede tomarlo directamente o mezclar miel con aceite de coco y jugo de limón para obtener  mejores beneficios.

Otra forma muy usada es antes de acostarse un poco de bourbon mezclado con miel.

Té de tomillo: Es muy utilizado para la tos, infecciones respiratoria, bronquitis y tos ferina. Hacer un té de tomillo empapando dos cucharaditas de tomillo triturado deja en una taza de agua hirviendo durante 10 minutos, luego agregar miel y limón potencia el sabor y es un potente calmante adicional.

Una ducha de agua caliente: El vapor puede ser el peor enemigo de una tos, y por lo tanto, su mejor amigo. El vapor trabaja para calmar las vías respiratorias y aflojar la congestión de los senos y la flema en la garganta y los pulmones.

Beber muchos liquidos: Los líquidos ayudan a diluir el moco en el goteo postnasal y mantienen las membranas húmedas, lo que puede ayudar a reducir la necesidad de toser.

Chupar un Limón: Requiere rociar una sección de limón con sal y pimienta y chuparlo. Y si la idea de chupar un limón carece de atractivo, puedes probar una limonada con mantequilla caliente … Para mejor resultado endulzar con miel.

Jengibre: Los médicos de la medicina oriental comúnmente prescriben jengibre para tratar los síntomas de resfriados y gripe debido a que es antihistamínico y por sus capacidad descongestionante.

Para hacer té de jengibre con 12 rebanadas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua. Hervir a fuego lento por 20 minutos, retirar del fuego y dejar reposar. Colar y agregar una cucharada de miel y un poco de jugo de limón.

Disfrutaste este artículo?
Regístrese hoy y reciba actualizaciones gratuitas directamente en su bandeja de entrada. Nunca vamos a compartir o vender su dirección de correo electrónico.