callos

Los callos en los pies provocan dolor e incomodidad al caminar, muchas veces se vuelve insoportable. Puedes tratarlo en casa sin tomar demasiado esfuerzo.

Aunque la fricción creada por su calzado con la piel de sus pies es la principal causa de callos, pero la presión excesiva en la piel de los dedos también conduce a la formación de estos.

Entonces, si estás sufriendo de callos en los pies y quieres deshacerte de ellos al instante, aquí hay algunos remedios caseros para ti.

También te puede interesar: Remedios naturales para eliminar talones agrietados y resecos

callos

Remedios caseros para tratar en casa los callos en los pies

Vinagre de manzana y aceite de ricino

Llenar un recipiente con agua caliente y jabón. Agregar una taza de vinagre de sidra de manzana en el agua, sumergir los pies durante al menos 15 minutos. Los callos deben ablandarse lo suficiente como para ser removidos con piedra pómez. Para los callos, aplique un poco de aceite de ricino después de remojar los pies. Deben desprenderse aproximadamente 10 días del tratamiento.

Vitamina E ó A

Antes de acostarse, usar una cápsula de vitamina E o vitamina A, luego frote el aceite en la parte afectada. Después de dejar reposar el aceite durante unos minutos, póngase un calcetín de algodón blanco y diríjase a la cama. Repita todas las noches hasta que el callo desaparezca.

Zumo de limón y clavo de olor

1 Cucharada de jugo de limón
2 Clavos de olor

Tome 1 cucharada de jugo de limón en un recipiente pequeño. Agregue 2 los 2 clavos y déjelo en remojo durante aproximadamente 15 minutos.
Retire los clavos del jugo y frote el líquido con los callos en los pies. Deje que se seque durante 10 minutos. Repita este proceso todos los días tres veces para eliminar callos en los pies.

Ajo y sal

3 Dientes de ajo
Una pizca de sal
1 Venda

Majar los dientes de ajo frescos con la sal hasta formar una pasta. Aplicar sobre el callo y cubrir con la venda. Permita que permanezca por 3 días. Pasado este tiempo, retire la venda. Notarás que la piel dura se puede quitar fácilmente de tus pies. Repita este proceso si es necesario.

Disfrutaste este artículo?
Regístrese hoy y reciba actualizaciones gratuitas directamente en su bandeja de entrada. Nunca vamos a compartir o vender su dirección de correo electrónico.