diarrea

La diarrea es incómoda y desagradable, pero en general no es gran cosa en adultos que por lo demás son saludables. Sin embargo, si la diarrea se convierte en una enfermedad crónica, la situación cambia. O si afecta a los muy pequeños, a los ancianos o a los enfermos crónicos, puede ser peligroso. Y si no tiene cuidado de beber suficientes líquidos, podría encontrarse complicando lo que debería haber sido una situación bastante simple.

Si la diarrea es aguda también se conoce como diarrea no inflamatoria. Sus síntomas son lo que la mayoría de las personas asocian con la condición: heces acuosas y frecuentes acompañadas de calambres estomacales, gases y náuseas. Esta regularmente tiene un factor bacteriano o viral.

La gastroenteritis es una de las infecciones más comunes y se caracteriza por comer o beber alimentos contaminados con bacterias. Otras causas que producen diarrea son la intolerancia a la lactosa, el sorbitol y los anti-ácidos.

También te puede interesar>> 3 Remedios naturales a base de miel de abeja

diarrea

 

Cuando se tiene diarrea se pierden mucho liquido también electrolitos, minerales como el sodio y el potasio que son elementos claves en el bien funcionamiento del organismo.

Recomendaciones para evitar el debilitamiento del cuerpo por falta de líquidos y minerales.

– Beber mucho líquido
– Sales de re-hidratación oral. Estas fórmulas contienen fluidos y minerales en la proporción adecuada.
– Yogur con culturas vivas. Estas “culturas” son bacterias amigables que pueden entrar y alinear sus intestinos, brindándote protección de los malos.

Remedios caseros para la diarrea

La manzanilla: Es buena para tratar la inflamación intestinal y también tiene propiedades antiespasmódicas. 1 cucharadita manzanilla y 1 cucharadita de hojas de menta en una taza de agua hirviendo durante 15 minutos. Bebe 3 tazas al día.

Arándanos: Son ricos en antocianósidos, que tienen propiedades antioxidantes y anti-bacterianas, así como también los taninos, que combaten la diarrea.

Cáscara de naranja: Coloque una cáscara de naranja picada (preferiblemente de una naranja orgánica, ya que las cáscaras de lo contrario pueden contener pesticidas y colorantes) en una olla y cubra con 1 pinta de agua hirviendo. Déjelo reposar hasta que el agua se enfríe. Puedes endulzar con azúcar o miel.

Semillas de fenogreco: Mezcle 1/2 cucharadita de semillas de fenogreco con agua y beba.

Disfrutaste este artículo?
Regístrese hoy y reciba actualizaciones gratuitas directamente en su bandeja de entrada. Nunca vamos a compartir o vender su dirección de correo electrónico.